Vuelvo a las andadas :3


¡Hola a todos!
Como habéis podido comprobar, he tenido esto muy abandonado durante un año...
Pero he decidido retomar la escritura y seguir con la historia de la soñadora Luna.
He estado editando las entradas antiguas, mejorando el formato y quitando algunas faltas.
Espero que os guste :]

xxx

Sandy.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Entre Sueños [Capítulo Tres]



— Esto...Jonh, es muy tarde ya. Las clases empiezan en diez minutos. ¿Qué te parece si dejamos los instrumentos y todo y venimos esta tarde, sobre las cino o así?
  — Mmm...Tienes razón- John volvio a mirar el reloj y puso mala cara.— ¿Dónde podeis dejar los trastos?
  — ¡Oye, mi guitarra no es un trasto!— dijo Jane frunciendo el ceño entre risas.
  — Lo sentimos, John. Aquí mis hermanos son un poco lentos.— Dijo Nate, riendo también.— Podríamos dejarlos en el gimnasio, ¿no?
  — ¿En el gimnasio? Ni hablar. A no ser que de vuestras guitarras solo queráis conservar las cuerdas, y ni eso. Ya os expliqué el percance con los del equipo de baloncesto.— Al pronunciar la palabra percance, su voz se tornó algo mas áspera. Era evidente que a él tampoco le hacía ninguna gracia el equipo.— Será mejor que dejéis los instrumentos y las cosas para el ensayo en la despensa. Hablaré con la cocinera para que no las toque.— Aún con el ceño fruncido les palmeó la espalda y los acompañó, llevándose también a Jane para que dejase sus cosas.

Pasé las dos primeras horas de clase pensando en Robin. Era muy "gracioso" que justo la noche anterior hubiese soñado con él. Estuve tan pensativa que apenas me afectaron las miradas de reojo y los gestos de superioridad de Amanda Griffin y las fotocopias de ella misma que tenía por amigas. Al salir de clase de francés ya no pude controlarme.

  —Vaya...— Me dijo Amanda, nada mas salir al pasillo, mientras me miraba por encima del hombro— Asique tú eres la que cantará con mi Rob... Valiente pardilla.
  —¿Qué?
—no podía creerlo. La primera vez que me hablaba una popular y era para insultarme. ¿Qué se creían las animadoras? Las odiaba. ¿Y qué era eso de que cantaría con Rob? Eso Jonh no me lo había dicho.— Perdona, ¿Qué me has llamado?
  — Mandy no repite las cosas, mona.— Me contestó una de sus clones. Me pareció que era Rebecca, aunque era verdaderamente difícil distinguirlas, todas eran iguales.
  —Tanquila, Becky— le dijo Amanda—. Perdona, es solo que no es normal que con mi Rob cante gente como tú. Tan... vulgar.— Sentía como mi mala leche se apodeaba de mí. "Esto no es real, no es real..." Por más que lo intentaba no me podía contener.
  —Prefiero ser vulgar a ser una engreída imbécil y adiestradora de clones.— La contesté, me di la vuelta y avancé por el pasillo hasta la clase de Biología.

Antes de entrar a clase me detuve para mirar unos instantes el panorama que había dejado a mis espaldas. No lo había notado pero había una muchedumbre a lo largo del pasillo comentando mi charla con las populares. Me hizo gracia ver a todas las fotocopias de "Mandy" a su alrededor, abanicándola y susurrándole cosas al oido mientras me dirigían miradas despectivas. Me limité a mostrar una sonrisilla de autosuficiencia, orgullosa de mí misma. Estúpida popularidad.
Nada más entrar en clase, con Jane a mi lado, mi mejor amigo vino a preguntar qué habia pasado, no era normal verme entrar a clase tan feliz. Y él notaba enseguida si algo había sucedido, me conocía demasiado bien.


  —¿Qué ha pasado, pequeña?— me preguntó Matt mientras se sentaba en mi pupitre. Antes de que pudiera contestarle, Jane, como una histerica, se lo contó en menos de diez segundos, nuevo récord.
   —¡Tenías que haberla visto! Ha estado genial. Ja, ja, ja. No veas las caras de las clones. Tronchante...— Jane empezo a carcajearse mientras se sentaba en su mesa, la de detrás mía.Matt me dedicó una sonrisa y me dio uno de sus confortables abrazos. ¡Cómo le quería, siempre estaba para hacerme sentir aún mejor!

  —Bien hecho, pequeña.- me dijo y se sentó en su sitio, pues el viejo profesor de historia, el Señor Peterson, acababa de entrar por la puerta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario